DE IGUAL A IGUAL

Decíamos que el duelo pasado con Deportes La Serena era vital, importante, trascendental y un sin número de definiciones que para esta fecha que viene, en la que enfrentamos a Ñublense nos deja sin calificativos posibles para definir lo que será este partido.
Y es que tanto Diablos Rojos, como Papayeros y Bravos, se están jugando la permanencia fecha a fecha.

Los del Ñuble vienen de 4 partidos sin conocer de victorias, lo que no concuerda con el buen plantel que armaron, donde podemos encontrar a varios ex jugadores de San Marcos de Arica. Entre ellos, Hugo Bascuñán, Octavio Pozo y el goleador Michael Silva, que sumados a Jiménez, Varas y otros más, hacen de Ñublense un equipo de temer a pesar de la incómoda posición en la que se encuentran. Su último partido fue en la capital, ante Melipilla quien resultó victorioso por un amplio marcador de 4 a 1.

Por su parte, nuestros Bravos, acumulan dos fechas sin perder, incluyendo una victoria como visitante. Además, viajan con el envión anímico que resultó ver el Carlos Dittborn repleto apoyándolos y demostrando que en esta difícil misión no están solos. San Marcos lamentará la baja de Robert González y Sebastián Méndez por acumulación de amarillas, lo que sin dudas será una importante baja para el equipo. Pero “Clavito” ya ajustó las piezas durante la semana para suplir a estos dos jugadores.

Ambos equipos se juegan mucho durante 90 minutos. La tabla indica que son fuerzas parejas, la responsabilidad es del local, pero nosotros debemos sorprender. En la primera rueda la victoria fue para La Celeste y esperamos que la historia se repita ahora de visita. Necesitamos sumar… Cueste lo que cueste. Vamos Arica, Vamos Los Bravos carajo.