LOS NÚMEROS DEL CAMPEÓN

Tras el abrupto termino de la temporada en el fútbol chileno y la decisión del consejo de presidentes, San Marcos de Arica fue coronado como el campeón de la Segunda División y jugará el próximo año en la Primera B. Es por eso que les traemos las estadísticas de un año redondo para Los Bravos.

FASE REGULAR

Impecable comienzo fue el que tuvieron los dirigidos de Felipe Cornejo. Luego de eliminar a Cobreloa en el primer partido oficial del año válido por Copa Chile, el inicio de Los Bravos en el torneo de Segunda División fue apabullante, al punto de conseguir una racha invicta de 13 partidos que culminó con una derrota en el Dittborn frente a Deportes Recoleta. A pesar de cierto bajón en lo futbolístico durante la etapa final de la fase regular, los celestes no tuvieron mayores inconvenientes para asegurar el primer lugar de la tabla, a 10 puntos de su más cercano perseguidor, gracias a las 12 victorias, 5 empates y 3 derrotas. Consiguiendo así un 68,3% de rendimiento.

LIGUILLA DE ASCENSO

A la hora de la verdad, Los Bravos no desentonaron. Con todos los equipos jugándose la vida por su chance de campeonar, hasta antes del inesperado termino, la celeste consiguió 3 triunfos, 2 empates y 1 derrota, logrando ubicarse nuevamente en la primera posición con 17 puntos y un 61,1% de rendimiento.

VISTAZO GLOBAL

Sumando los resultados obtenidos tanto en la fase regular como en liguilla, se ve reflejado el gran año que tuvieron los celestes. Acumulando 58 puntos, 13 victorias 7 empates y tan solo 4 derrotas. Un 66,6% de rendimiento y una abismal distancia de 11 puntos (Y 3 enfrentamientos ganados) frente a su más cercano perseguidor.

LA VALLA MENOS BATIDA

Merito tanto de nuestro capitán Nery Veloso, como de la gran defensa que lo acompañó durante toda la campaña. Los Bravos fueron el equipo que menos goles recibió en el año, con 17 goles en contra y un promedio de 0,65 goles por partido.

OFENSIVA EN EL PODIO

Los Bravos tuvieron el tercer mejor ataque de la liga, con con 37 goles a favor, resultando con un promedio de 1,4 goles por partido.

EL GOLEADOR CELESTE

Camilo Melivilú se consagró como nuestro gran goleador, con 11 dianas durante el campeonato, quedando a solo un gol de los goleadores del torneo: Nahuel Donadell y Roberto Riveros.

EL PODIO GOLEADOR

Acompañando a Camilo en el podio, tenemos a dos jugadores que fueron pieza clave de la campaña en su posición, ambos empatados con 6 goles. Eduardo Vilches con goles importantes, y en su mayoría, golazos de tiro libre con su gran pegada.

Y por otro lado, Robert “Matu” González, nuestro central uruguayo, sumando tanto goles de penal, como de cabeza ganando en las alturas.

 

Sin duda un año lleno de alegrías, que lamentablemente no pudo terminarse en cancha, pero los números no mienten. A celebrar Bravos del Morro, que somos los campeones. Vamos Los Bravos